American Girls

American Girls - sie haben viel drauf und haben es nicht nötig anzugeben. Herzlich, positiv und offen
American Girls -tienen autoestima, no necesitan fanfarronear,son respetuosas, positivas y francas

En Berlín nuevamente. Sin duda, debido a la maratón, que tiene lugar mañana. La previsión del tiempo es muy buena lo que con respecto a los runner de elite no será. Excepto a Anna Hahner, que desea correr en 2:26. Las Hahnertwins nos han crecido realmente en nuestro corazón. El resplandor en sus rostros y la grande alegría de nuestro encuentro es sincero. Un highlight, aquí en la Conferencia de prensa. Odio a la mayoría de nuestros colegas arrogantes, que nos encuentran con la típica indiferencia, sintiéndose com algo mejor. Sobre todo los que hablan alemán – algunos se comportan como si nunca nos hubiera visto. Esto no se manifiesta de tal forma con nuestros colegas extranjeros. Los ex corredores, que hacen ahora como periodistas o fotógrafos, son especialmente imbéciles – para vomitar. Bueno, antes mediocres en el deporte y ahora como periodistas de última categoría. Por lo tanto necesitan valorarse con prepotencia y pomposidad. Parece que devaluándonos les ayuda también un poco para compensar estos problemitas de personalidad débil.

La conferencia en sí mismo fue bastante aburrida. A continuación, nos fuimos a la EXPO. Entretanto tampoco un highlight para mí, pero con la posibilidad de encontrar conocidos y amigos, se eleva el espíritu. Y así fue. Por fin obteniendo otros abrazos con fervor y  finalmente la sensación de ser bienvenido, me va yendo mejor. A todos ellos le agradezco de todo corazón. Mi Sueño (esposa) también había organizado un encuentro con damas de los Estados Unidos, las que para nosotros son por 261 fearless de gran importancia. Y allí ya estaban ellas, Rosie, Maureen, Shelly y Marga. ¿Saben qué los Yankees nos tienen por adelante? Son totalmente positivos, irradian alegría y confianza – iguál como nuestras mellizas  Hahner. En el meeting de dos horas con ellas, tuve un tiempo magnífico. Me contagiaron con alegría, contándome de sus maridos, las circunstancias de sus vidas y realmente me dio la impresión que se interesaban en mí. En la despedida conseguí un firme abrazo con beso en la mejilla. Era afecto sincero y estoy seguro de que me gustaría volver a verlas pronto. Después fuimos con amigos a comer en un restaurante italiano. Fue agradable y armónico. Creo que las chicas americanas tuvieron una influencia absolutamente positiva sobre mí. No todas las personas que hablan alemán son tan pesados como un saco de plomo,  solamente aquellas, los que se consideran importantes. Lamentablemente estos tipos se encuentran muy a menudos en la escena deportiva y de eventos.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.

Diese Website verwendet Akismet, um Spam zu reduzieren. Erfahre mehr darüber, wie deine Kommentardaten verarbeitet werden.