Carta a Dios

bin so müde
estoy tan cansado

Querido Dios,

No, se preocupe, no quiero pedirle nada. Solo quiero decirle que estoy muy, muy cansado. Sabe, cuando era un niño pequeño, tuve tantos sueños y estaba tan confiado y novedoso en mi futuro. Y ahora, estoy tan cansado 50 años más tarde. Realmente no sospechaba lo difícil que puede ser la vida. No tenía alguna idea de que personas se pueden torturar mutuamente toda una vida. Comenzando con la escuela, en el trabajo, el tiempo libre y con la familia. Finalmente en la vejez. ¿Cuándo parará esta crueldad, con la muerte?¿Es el precio para el atormentado de llegar al cielo y el Torturador se amenaza con el infierno? Querido Dios, no estoy de acuerdo con esto. Allí habría preferido haber tenido una vida despreocupada y hermosa. Después de mi muerte, no necesito ni cielo ni infierno. Quiero tener mi paz y dejar de ser para siempre, que finalmente pueda descansar ante tanta maldad y locura de la humanidad. No sea enojado conmigo pero he tenido muchas malas experiencias con mi propia raza, incluso los que creen en usted. Piense en ello

Saludos

horstl

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.