Cosas del corazón

Cuando la (aún) mujer  más poderosa del mundo habla de una decisión del corazón, entonces toda la nación afina una canción de luto – Ella perecerá… Ella perecerá…

Los hombres se alegran, las mujeres disfrutan – por fin cometió un grave error la poderosa mujer. Cosas del corazón son un signo de debilidad. Cosas del corazón no son racionales, ponen en peligro el orden mundial, nos llevan al infierno. Con estas cosas somos atropellados, abrumados y estresados. Cosas del corazón no han perdido nada en la política, en el mundo del trabajo, en la sociedad social y pública. Cosas del corazón no solo fomentan el miedo, sino que también garantizan una pandemia de pánico. Por lo tanto, es mejor de distraerse con aplicaciones de sexo en el internet o One-Night-Stands para no sentir el temor. El ciudadano y la ciudadana responsable necesita esto como válvula para su incompetencia con respecto a las decisiones del corazón. Los jóvenes buscan la deleitación sin peligro, sin unión del alma, sin obligación y sin corazón! Esto ayuda a desplazar el sufrimiento y el amor- la debilidad en nosotros.

La (aún) mujer más poderosa del mundo nunca me ha parecido desagradable. Me parecía algo demasiado moderada y algo… gris. Ahora, como ella ha decidido con su corazón y no se pone de rodillas antes de los prepotentes y pedantes sabelotodos, incluso siento algo como amor por ella. Nunca me han asustado los asuntos del corazón y menos aún las decisiones que se han tomado con todo corazón. Éstas no son más defectuosas que otras decisiones racionales. Tienen sólo una gran ventaja: Valen por haber sido tomadas, ya que distinguen el lado bueno de el ser humano. Pero porque mucha gente se hacen en los pantalones por tener sentimientos, deciden muchas personas solo en forma racional dura y sin corazón. Este es el lado menos agradable del ser humano. Estos también incluyen juegos tales como One-Night-Stand. Puesto que hombres mujeres pueden experimentar deseos en forma enteramente racionales con todas las fantasías de poder y perversiones sin corazón y algún peligro de enamorarse. Si sería tarea de proponer estos enfermos juegos al aparejado, se cagarían todos en los pantalones. Declara asuntos del corazón como una debilidad desterrando éstos del repertorio de la conducta, es una enfermad seria. Nuestra humanidad está muy enferma. La (aún) mujer más poderosa del mundo ha hecho mucho para su curación. No podrá salvar a todo el mundo, pero a si misma definitivamente sí!

Pero… no debemos sobrecargarnos con nuestros sentimientos humanitarios. SI, DEFINITIVAMENTE SI! Debemos descubrir lo que somos: gente con corazón

… soy chiquitito como una pepita de ají, pero tengo el corazón grande para quererte a ti…

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.