Mi maldición de los sentimientos

 

horstl (yo) tiene que ir a la ciudad. Debe comprar dos baterías tipo 2035 para el telecomando, ya que agua de alguna manera se ha penetrado en la máquina y ha descargado las células de energía. Los aproximadamente 2,5 km de camino común me fuí a pie, por los efectos de salud. Mí sueño (mi esposa) dice así con todo derecho. Ella no está aquí, se ha ido a la Hebalm porque tiene otra vez su curso de entrenadora. Sospecho nada bueno con mi excursión sin mi esposa a mi lado. Apenas detrás de la puerta, me ataca el viejo y muy conocido sentido,  con esa „te voy a matar“ sensación. ¿Qué es eso, lo que quiero decir aquí? Bueno, finalmente lo he entendido, capturado de que se trata. Siempre lo he conocido, pero no podía explicarlo. Ahora si puedo hacerlo – por fin!

„High Sensitivity“ Este término, creado en 1991 por Elaine Aron, la que conozco hace mucho tiempo por mis estudios. Ahora no tiendo para referirse de tales asuntos acerca de mi. Si tomo su lista, soy mega Hiper sensible — 100% de los criterios se aplican a mí.Para mí, esta realidad es absolutamente normal, no conozco cualquier otra cosa, pero ahora comprendo mi entorno y mis prójimos mucho mejor. Probablemente soy muy agotador – de vez en cuando – si no me controlo. Tal vez esto es sólo mi imaginación, o invento, o la verdad – quien sabe.

Mi regalo también es mi maldición
Veo muchas cosas que para otras personas quedan ocultas. Antes solía pensar: horstl eres tan vanidoso, mantiene estas cosas para ti. Eres narcisista, creyendo ser especial o superior, ya que tu compruebes como marcan las personas. Así que me escondí en la profesión, en la vida privada y pública. A veces, he ayudado a mucha gente, no, no solamente aveces, sino parcialmente siempre que he podido. A menudo he sido insultado y como sé  hoy en día, no había sido necesario. También fue por mi culpa. Pero esta es otra historia.

¿Qué es diferente acerca de mí?
Así que de nuevo a mí control remoto. Apenas, dejando el apartamento, el sol deslumbra brutalmente mis ojos. Realmente me duele, y estoy instantáneamente en mi infancia. El mismo dolor, la misma sensación de estrechez y la conocida incertidumbre. Tarda un rato hasta que llego a la Cruz a pie. Coches pasan con 70 a 80 kilómetros por hora, es una amenaza violenta para mi. En estos momentos los sonidos y las luces son tan intensas que sentí dolores reales. En tal casos, he aprendido a enfrentarme con mi realidad para adaptarme con las situaciones. Lleva su tiempo y luego se pone mejor. Poco a poco, puedo disfrutar del cálido sol. Descubro a una mujer al volante de un Porsche Cayenne. El sonido bajo sugiere un motor de gasolina Turbo. Tuve toda la razón – leo: Turbo S, es decir, 570 caballos de fuerza. Mujer: grandes anteojos cubren los ojos bellos (tristes); graciosa; cara como cincelada; llena de orgullo; hombros suaves como en un cuento de hadas; sus pechos se adaptan perfectamente a su ropa; los brazos, elegantes y armoniosos; las manos finas sujetan el volante con elegancia femenina con la típica actitud indiferente. Me gustaría verla bajándose del auto, cómo ella se mueve, las piernas, su parte inferior. Ya tengo una imagen completa de ella y quiero ver si no me he equivocado. 570 HP de pura potencia, apto para una mujer hada delicada de 40 años, especialmente si su cara delata, que ella no es tiernamente acariciada como lo debería ser, que lástima…

Sigo mi camino, el Porsche y la mujer ya pasaron. Un hombre de mi edad viene hacia mí. Se ve deprimido, tal vez viene del médico a la vuelta de la esquina. Profundas ojeras no lo han mantenido de tomar un cigarrillo nuevo. Su rostro está lleno de dolor, se dio cuenta de que lo miro intensivamente. Yo lo saludo – no sé por qué – el no contesta mi saludo. Creo que se arrancaría, si pudiera. Yo trato de comprender, poniéndome en su mundo. Cada uno de nosotros tiene un mundo propio, una historia muy personal. ¿Cuales son tus sueños, qué te has deseado, que has obtenido en tu vida? ¿Has sido amado y has podido amar? ¿Te han decepcionado tus hijos o ellos a ti? ¿Te has deseado la mujer de hadas en el Porsche? ¿Temes tocarla o admirarla? Una sensación de tristeza y de la opresión se está propagando en mí mismo. Por qué hay tanta gente triste en nuestro mundo…

Apenas llegando al próximo paso de peatones, estoy distraído otra vez. Una mujer con cochecito de bebé y ropa interior tanga está por delante de mí. De alguna manera no cabe. Una playera blanca que es tan transparente, que todo se ve mejor como sin pantalones. Ella es atractiva, no más y no menos. La pasé al cruzar la calle, porque quiero ver su cara. Al pasarla me sonríe. Ella sabía, que yo me daría vuelta. No es de extrañar, con cual tanga. Su sonrisa era cálida y agradable – que se puede esperar más de una joven madre. Ella probablemente se ha sentido viviente – buscando de ser vista también como una mujer y no solamente como la madre encantadora. La comprendo muy bien, y estoy muy seguro de que ella hoy se va a sentir muy a menudo como un mujer atractiva. Tiene toda la razón…

Ahora llego cerca a mi destino en el centro. Hormiguea de personas. Esto es un horror para mí. Devuelta en mi infancia, siento esta ansiedad increíble.La sensación es tan fuerte a mi alrededor, ruidoso y amenazador. Miles de seres acuden a mí interior – ¿Donde debo mirar, cuál debo seguir? Cual es el más interesante y el más emocionante, es como si me infiltran simultáneamente universos paralelos. Luego pasando la cárcel es como redimido contra mi inundación emocional. Un muchacho, bonito como en una pintura, cerca de 20 años, se sitúa en la puerta y espera. Su rostro es tan claro y con regularidad – lo quisiera como modelo para foto. Su aparecimiento es simplemente hermoso. Siento admiración; no envidia o algo similar. Entonces sucede un milagro. Un hombre, de aproximadamente 45 años, sale de la cárcel. Al principio algo torpe no sabe donde mirar. El joven, llorando en forma imperceptible, va a él y ambos se abrazan. Me siento infinitamente avergonzado porque estoy viendo este encuentro tan íntimo. Me obligo a mirar para otro lado y seguir mi camino. Entonces me siento abrumado – yo también he podido aterrizar en la cárcel, y también tengo un hijo…

Como un golpe me toca la entrada del centro comercial. Las invasiones de los estímulos sensoriales me desarman completamente. Sólo con esfuerzo y rutina de 50 años de edad, puedo mantener mi compostura. Puedo leer de las caras de algunas víctimas, que  fijado con mis ojos en forma inadecuada. Seguramente me mantienen como el tonto o enfermo mental. Estoy pensando en ponerme un pedazo de papel alrededor de mi cuello (no loco: soy de alta sensibilidad). Llegando a la tienda eléctrica, me detengo primero a las cámaras de fotos. Esto calma mis sentidos. Gracias a Dios tengo pronto foto-shooting – esto me lleva hacia abajo con mis sensaciones, porque me relaja. También he encontrado las baterías.

El regreso a mi casa fue igualmente emocionante. Realmente he visto lo suficiente para hoy. Lamentablemente debo salir otra vez. Si mi sueño (esposa) me llamará hoy por teléfono y me preguntará: „Bueno, cariño, ¿Qué hiciste hoy?“ Responderé: „nada especial mi tesoro, caminando al centro para comprar las pilas  y luego he para entrenar tus atletas. Que será – es como siempre 😉 El control remoto funciona nuevamente.

Estoy muy encantado de tener mi sueño (esposa) pronto devuelta. Si ella está aquí, encuentro paz en mis pensamientos y sentimientos. A su lado me siento protegido por el amor y su presencia. A veces pienso que ella me salva de la soledad que es causada por este regalo. El amor y la confianza son un gran regalo – y de alguna manera le deseo esto a cada persona del mundo. Ser amado y amar calman los sentidos hypersensibles infinitamente sin destrozarlos. Que maravilla.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.